Clasificados | Titulares

Boletín N°20: “No es con espada”

Estimados hermanos y amigos. Les saludo nuevamente en el poderoso nombre de nuestro Señor Jesucristo. Hace pocos días un grupo no representativo de las iglesias evangélicas chilenas hizo ciertas declaraciones a nombre de todos nosotros, los cristianos evangélicos.

Los dichos de estos pastores tanto en la TV como a distintos medios de comunicación afirmaron que los cristianos evangélicos debiéramos involucrarnos activamente en la política con el fin de “poner los valores de Dios al servicio del pueblo” asegurando que la iglesia debe preparar y levantar candidatos para ocupar puestos de poder.

si-alguno-habla-hable-conforme-a-las-palabras-de-diosAmados amigos, como evangélicos somos muchos eso es cierto pero, no solo cada vez más desorientados y sin liderazgos claros y realmente auténticos, sino que también estamos distribuidos en una atomización de gran diversidad de iglesias desprovistas de un magisterio central, lo que hace de la propuesta de estos líderes una falacia en la tarea de aunarnos bajo un solo criterio para formar un solo bloque. Son tantos los enfoques y perspectivas en las congregaciones como cantidad de creyentes en las iglesias. Los fieles que pertenecen a las distintas iglesias evangélicas hoy día ostentan en general más conocimientos intelectuales humanistas que conocimientos de la Palabra de Dios y vida de oración, reciben por lo general blandas predicaciones o una predicación mezclada con múltiples matices mundanos mediados por elementos de la agenda secular y, por qué no decirlo, son receptores habituales de un sermón que se atreve cada vez menos a denunciar el pecado. Se observa como consecuencia de este fenómeno la numerosa presencia de estos neo creyentes como aversivos a compartir el evangelio cuando se les encuentra en sus trabajos, colegios, universidades, reuniones sociales, centros de reunión, incluso dentro de sus propias familias cuando les corresponde pero, por otro lado, si muy dispuestos a constituirse en comentaristas de reflexiones teológicas. ¿No debieran mejor los pastores que proponen involucrar a los evangélicos en política preocuparse sin distracción ni demora por los aspectos cualitativos que caracterizan a sus alicaídas ovejas en vez de estar distrayéndose en levantar candidatos?

No tropecemos de nuevo con la misma piedra, la misión de la iglesia no es la política ni adquirir poderes en este mundo, es llenar la tierra con el conocimiento de Dios y de una fé pura y autentica (Emuná). Si la iglesia evangélica se deja arrastrar hacia la política ideológica, no solo perderá la guía del Espíritu Santo para los asuntos que le compete en esencia, sino que, tenga usted por seguro, que a poco andar un lamentable e innecesario baño de sangre volverá a derramarse inútilmente en nuestra nación, no solo porque la iglesia irrumpe en los ámbitos que gobierna y domina el príncipe de este mundo, sino porque también el desviado corazón que tendrán los lideres evangélicos que se inmiscuyan en ella les será llenado de confusión y contradicción , inclinándolos al servicio de dos señores y a su propia destrucción. Dígame usted ¿Qué comunión hay entre Cristo y Belial? (2 Cor. 6:15), ninguna.

Esta es la misión del creyente y no otra;

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén (Mateo 28:19-20)

Saludos cordiales y que Dios te bendiga.
Oscar Eduardo Fuenzalida Torres
Te dejamos cordialmente invitado a que nos envíes tus comentarios sobre este artículo escribiéndonos a: contacto@ccunp.cl

Comments are closed.








  • Popular
  • Últimas
  • Comentadas
  • Tags
  • RSS Feed
Advertise Here
www.flickr.com
Elementos de CCUNP Ir a la galería de CCUNP

Información de Utilidad