Boletín N°17: Coctel Letal (Parte A)

“Cuando la vida y doctrina de toda iglesia no están corregidas bíblicamente, perjudican al cristiano de tal modo que su crecimiento espiritual puede ser comprometido seriamente y en algunos casos hasta neutralizado.

biblia-cabala-ieic-bnei-baruch-mexico

Esto incide directamente en la vida del cristiano de tal manera que anula su testimonio, o peor aún, éste puede traer vergüenza sobre el nombre de Cristo”.
Revisemos en la parte “A” de este boletín algunas de las teorías y mensajes que hoy se predican desde los pulpitos de la iglesia evangélica como si estas fueran Palabra de Dios:

 

Marcado énfasis en el dinero

El evangelio de la prosperidad es la artimaña más común para esquilmar las ovejas. Comenzó en el decenio del ochenta y continúa hoy vigorosamente. La predicación de la doctrina es indicativa de que el pastor de la iglesia “podría” ser un “lobo” (2 Pedro 2:3). La idea de que cuánto más dinero usted dé, más Dios le va a retornar: este es el truco preferido para vaciar el bolsillo del creyente. Los predicadores distorsionan varios pasajes bíblicos para justificar la enseñanza y así embaucar a los oyentes. El concepto de “semilla” que proponen es que Dios nos quiere a todos nadando en la opulencia y viviendo como reyes.

La batalla espiritual

¿Cómo enseña el liderazgo que se debe tratar con los ataques de Satanás? ¿Debemos perseguir a Satanás como quien caza a un terrorista, atarlo, darle órdenes, o reprenderlo como con una fórmula mágica? Esto es incorrecto. Los cristianos simplemente debemos resistir al diablo (sometiéndonos a Dios) y éste huirá de nosotros (Stgo. 4:7; Ef. 6:11), y vivir un vida de obediencia a Cristo. Se le atribuye la responsabilidad a un demonio por todas las obras de la carne y vicios tales como: idolatría, envidia, fornicación, adulterio, contiendas, pleitos, celos, tabaco, alcohol, drogas, pornografía, etc. En otras palabras, ven un demonio detrás de cada arbusto. La Biblia enseña, por el contrario, que todas estas cosas son obras de la carne (Gá. 5:19-21). Además, los cristianos no pueden ser poseídos por demonios (1 Co. 3:16; 1 Jn. 4:4).

Sanidad interior

Los proponentes de esta técnica de consejería “cristiana” enseñan que el cristiano continúa arrastrando traumas y dolores del pasado que deben ser tratados con una regresión al pasado, hecha en grupo o individualmente bajo la dirección de un “consejero”. Se estimula al creyente a revivir escenas del pasado en diferentes situaciones y con personas que de alguna forma les hicieron mal o con las cuales tuvieron serios conflictos. El creyente es disuadido a sentir el dolor y la agonía de esos momentos y conectarlas con problemas en su conducta y carácter en el presente. Esta es una combinación nociva de psicología freudiana con visualización de origen ocultico. La idea es que el cristiano debe “sanar” antes de seguir adelante con su vida cristiana. Esta es una negación del poder de Cristo y la suficiencia de la Escritura para tratar con la persona convertida. En muchos casos, los secretos develados en estas reuniones son usados luego por los líderes para chantajear al cristiano y tener control sobre él.

Maldiciones generacionales

Es la enseñanza aberrante de que los problemas en la vida del cristiano incluyendo enfermedad, pobreza, desastres naturales, “mala fortuna”, vicios, fallas en el carácter, pueden todos ser consecuencia de alguna maldición proferida muchas generaciones atrás. Los que creen en esto, por lo general también practican la liberación de demonios o guerra espiritual.

Desnutrición bíblica en una iglesia

La predicación consiste mayormente de doctrina “chatarra”: confesión positiva, confiéselo y reclámelo, evangelio de la prosperidad, avivamiento que se induce como estado emocional , sujeción a la autoridad, sanidad en la expiación, atar y desatar demonios, maldiciones generacionales, etc. Debido a que el mundo evangélico está plagado de maestros, pastores, y evangelistas que tienen muy poco entrenamiento teológico, poco conocimiento de la historia de la iglesia, y ninguna preparación en lógica y apologética, todas estas carencias son transmitidas como consecuencia natural a la congregación en general.

El problema de las profecías

Muchos pastores abusan embarcando a la iglesia en proyectos costosos o nuevos proyectos bajo la consigna de “el Señor me dijo”, o “el Señor me dio una visión”. Muchos cristianos usan las profecías (“el Señor me dijo”) para lograr ascendencia sobre cristianos susceptibles anunciando hechos futuros que luego no ocurren, e induciéndolos a tomar decisiones equivocadas en sus vidas, o acusándolos de estar pecando en ciertas áreas.

….En nuestro siguiente boletín (B) continuaremos mencionando otras sorprendentes teorías de alto impacto que forman parte de una nueva cultura de fe en el mundo evangelico.

Ciertamente es responsabilidad de todo miembro del cuerpo de Cristo pertenecer a una iglesia donde pueda profundizar su fe en el Señor Jesucristo, fortalecer su amor hacia los creyentes y crecer en el conocimiento de la Palabra de Dios. (Juan 5:39)

 

Saludos cordiales y que Dios te bendiga.
Oscar E. Fuenzalida Torres
Coordinador general CCUNP

Envíanos tus comentarios sobre este artículo escribiéndonos a: contacto@ccunp.cl
Pronto saldremos al aire por un nuevo período con nuestro programa de radio “Pantalla Global” en el 107.9 FM y por Internet a partir de abril, te avisaremos. Transmisión online en el sitio www.ccunp.cl

Comments are closed.








  • Popular
  • Últimas
  • Comentadas
  • Tags
  • RSS Feed
Advertise Here
www.flickr.com
Elementos de CCUNP Ir a la galería de CCUNP

Información de Utilidad