Clasificados | Titulares

Boletín N°10: La loca carrera y el cristiano bíblico

En el mes que se inician las actividades académicas, nuevamente volvemos a encontrarnos y esperamos que los boletines del año 2012 hayan sido de bendición para tu vida.

Estimados hermanos y amigos.

Les saludo nuevamente en el poderoso nombre de nuestro Señor Jesucristo.

el-hombre-ante-la-cruzEste año 2013, que para muchos será su primer o ultimo año de carrera, lo hemos recibido con grandes sorpresas; la mundialmente temida profecía maya no se cumplió, el papa renunció, USA salvó su crisis económica momentáneamente con un urgente aporte de capital, ellos mismos acaban de aprobar la instalación de un ojo biónico (artificial) en el cuerpo humano, los coreanos avanzan aceleradamente en su programa militar en el manejo de energía nuclear, se ha legislado sin medir consecuencias a favor de las demandas de grupos inmorales en varios países . Estas son algunas de las señales que nos entregan las grandes naciones y  la cultura religiosa, económica, científica, bélica, ecosismetica y ética por estos días.

 Nosotros a nivel local, y casi sin darnos cuenta, salimos de la navidad, el año nuevo, el verano y ya vamos en el tercer mes del año. Por estos días estamos en el tema de impuestos, patentes, útiles escolares y así seguiremos corriendo para luego estar metidos en semana santa y de allí saltar al 21 de mayo para luego hacer un aro, aro, aro en septiembre y volver a esta loca carrera de actividades.

 ¿Qué carrera es la que estás corriendo tú?

¿Es la de encontrar como fin máximo de tu vida la tranquilidad y el bienestar?

 He aquí la definición de estos dos valores empobrecidos:

La tranquilidad personal significa que a uno lo dejen solo; no ser perturbado por los problemas de otras personas sean estas de otra parte del mundo o de la propia ciudad; vivir la propia vida con un mínimo de posibilidades de ser incomodado. Tranquilidad personal significa desear que mis propios patrones de vida no sufran interferencia a lo largo de mi existencia, no importa cuales sean los efectos en la vida de mis hijos o mis nietos. La abundancia quiere decir la abrumadora y siempre creciente prosperidad; una vida hecha de cosas y más cosas. Un éxito juzgado por un nivel siempre ascendente de abundancia material.

 Muchas personas cristianas  han adoptado estos emprobecidos valores culturales de nuestra época: tranquilidad personal y abundancia. Se ponen a si mismos en el primer lugar de su escala de prioridades.

 El cristiano bíblico pone su relación con Jesús a la cabeza de la lista. Procura buscar “primeramente el reino de Dios y su justicia…” (Mateo 6:33)

 ¿Sacrificamos nuestra tranquilidad personal para poner primero a Cristo?

¿Aceptamos de buen grado un retroceso en nuestro nivel de vida?

¿O seguimos adelante sencillamente <porque todo el mundo lo hace>?

La obediencia es la marca de fábrica del cristiano bíblico. Esa es la forma en que demostramos nuestro amor a Dios y a la verdad en el seno de una cultura desalentada.

 Si piensa que ha estado siendo un cristiano cultural y no bíblico, examine las influencias que recibe. Observe la iglesia a la que asiste. ¿Es una iglesia bíblica? ¿Qué de sus amigos? ¿Qué perspectivas de vida representan? ¿Cuáles son las formas de recreación, los medios de información, el arte y la música a la que expone su mente?

Observe los valores que han orientado su vida: ¿Son bíblicos o culturales?

Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. (Col. 2:8)

Saludos cordiales y que Dios te bendiga.

Oscar Eduardo Fuenzalida Torres

Te dejamos cordialmente invitado a que nos envíes tus comentarios sobre este artículo escribiéndonos a: contacto@ccunp.cl

Comments are closed.








  • Popular
  • Últimas
  • Comentadas
  • Tags
  • RSS Feed
Advertise Here
www.flickr.com
Elementos de CCUNP Ir a la galería de CCUNP

Información de Utilidad