Clasificados | Titulares

Boletín Nº4 Marzo: La tracción que arrastra a la Iglesia

Te saludo nuevamente en el poderoso nombre de nuestro Señor Jesucristo esperando que el boletín 3 haya sido de bendición para ti. Hoy les compartiré acerca de un peligroso asunto que le está ocurriendo a la iglesia del siglo XXI.

Mucho se sabe de la costumbre que tenemos por sostener con afán días especiales inventados por las sociedades y culturas de distintos países y que transversalizan el mundo entero. Ejemplos tenemos de sobra en nuestro Chile querido y podríamos citar algunos de ellos tales como; el día del padre, de la madre, de los enamorados, del niño, de todos los santos, los huevos de pascua, etc. Desde hace bastantes años, estas fechas vienen dando la pauta a la agenda de las actividades regulares en nuestra sociedad, tanto es así, que a los cuatro vientos se proclaman através de los medios de comunicación estos eventos, generando así una gran expectativa emocional de fiestas y celebraciones teniendo a millones de personas enganchadas. Se puede apreciar como mucha gente en general y otras de muy escasos recursos hacen lo imposible por autosatisfacer esta imposición del medio social. Entre algunos de los importantes efectos negativos secundarios que se incuban colateralmente al margen de “estos días d” y que pocos notan, se encuentran la frustración de los no pueden regalar por falta de dinero y, por otro lado, está la angustiante búsqueda de aceptación social asociado a las marcas de quienes si pueden hacer obsequios. No da lo mismo regalar cualquier cosa. Demás está decir que cuando estos días pasan los que se llevan las más jugosas ganancias  son  los comerciantes a costa de estos compradores cada vez mas endeudados.

¿De donde nacen todas estas iniciativas?  ¿Son bíblicas estas celebraciones?

Hoy podemos ver con tristeza como las actividades de las iglesias se involucran y se ven arrastradas por estas costumbres cuando en sus cultos, los cuales deben estar exclusivamente dedicados a la adoración a Dios, se realizan programas con mucho esmero resaltando estas tradiciones. Es muy fácil comprobarlo, es cosa de ir, en esas fechas, a alguna iglesia protestante y se podrá ver como el liderazgo, desde los mismos pulpitos donde  predican un ferviente evangelio, hablan e incentivan a la iglesia a que mantengan esas tradiciones y, no solo eso sino que, promueven programas para la realización de “números especiales” para resaltarlas, como si la casa de Dios fuera un lugar para distintos “shows”. Sin lugar a dudas, estas son celebraciones que Dios no ha mandado a realizar y es importante tenerlo claro.   ¿Hay algún día de celebración que Jesucristo instituyó y que nosotros debemos guardar? Ciertamente no. Lo peor de todo es que ciertos líderes y pastores de iglesias protestantes arrastrados por esta corriente, están dejando remolcar a sus congregaciones a momentos de infidelidad y adulterio, permitiendo con ello la mundanalizacion del culto cristiano, el cual desde una perspectiva bíblica, debe estar reservado con solemnidad y respeto en toda su extensión y magnitud solo a Jesucristo Rey de reyes y nada mas.

Saludos cordiales y que Dios te envíe muchas felicidades.

Oscar Eduardo Fuenzalida Torres.

Comments are closed.








  • Popular
  • Últimas
  • Comentadas
  • Tags
  • RSS Feed
Advertise Here
www.flickr.com
Elementos de CCUNP Ir a la galería de CCUNP

Información de Utilidad