Voluntad y Propósito

¿ Desde cuándo que no doblas tus rodillas y llegas en oración a nuestro señor Jesucristo ?

Eventualmente puedes considerar que el doblar las rodillas està pasado  de moda, que es una actitud religiosa y no representa la espiritualidad de la persona, es posible, de hecho, hay muchos que usando esto, tratan de mostrar algún grado de espiritualidad y  no es otra cosa que una actitud religiosa, no obstante, no podemos negar que la Biblia nos da ejemplos claros de hombres y mujeres que entendieron la voluntad de Dios y su propósito una vez dobladas las rodillas. El mismo señor Jesús lo hizo.

(Lucas 22:41), “Y él se apartó a distancia como a un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró” .El verso 22 de este mismo capitulo te dice que  Cristo oró diciendo: Padre, si quieres, pasa de mi esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

El Señor sabía lo que le esperaba, Él sabía cuanto sufrimiento debía padecer, Él tenía toda la autoridad para anular este decreto sin embargo, quería la voluntad de Dios y su propósito en su corta vida de popularidad. La Biblia nos relata que mientras Jesús oraba estando en agonía, el sudor que caía de su frente era como grandes gotas de sangre, otro día hablaremos de la hematidrosis (sudor mezclado con sangre) porque lo importante aquí es la ACTITUD Y DISPOSICIÓN de Cristo de hacer la voluntad del Padre.

¿Cuándo fue la última vez que oraste derramando lágrimas, con un corazón humillado delante del Señor?

Ciertamente esta actitud no te dejará estar en pie delante de la presencia del Señor sino que ocurrirá lo que siempre ocurre cuando alguien en una actitud sincera y transparente, arrepentido y entristecido llega en oración a Dios, la Biblia lo identifica como alguien con un corazón contrito y humillado. “Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciaras tu, oh Dios” (Salmo 51:17). El contexto de este cap 51, se enmarca dentro de la suplica del rey David por perdón a sus pecados. Recordemos que David fue gestor y autor de homicidio en contra de Urías marido de la mujer que él tomo como amante. David reconoce plenamente cuan horrendo era su pecado contra Dios, a nadie culpó sino así mismo y suplicó por perdón divino.

Podemos concluir por lo tanto que la voluntad de Dios es que tengamos un corazón contrito y humillado delante de él, y el propósito suyo es que los pecadores se arrepientan para salvación.(1ª Tes.4:3 / Rom.12:1-2)

Te animo amigo y hermano, a mantener un corazón dispuesto para el señor sabiendo que Èl murió en la cruz del calvario derramando su sangre para limpiarnos de toda maldad. En el mejor vocabulario; Él nos esta limpiando de nuestro pecado continuamente. (1º Juan 1:7).

Saludos afectuosos para mis amigos y hermanos en Cristo, todos aquellos que comparten y simpatizan con CCUNP, (Compañerismo Cristiano Universitario y Profesional)

(Carlos Saavedra Silva, tu servidor)

Comments are closed.








  • Popular
  • Últimas
  • Comentadas
  • Tags
  • RSS Feed
Advertise Here
www.flickr.com
Elementos de CCUNP Ir a la galería de CCUNP

Información de Utilidad